LA LEGITIMIDAD. El derecho del saber.

La legitimidad

 

La legitimidad del encargo es una piedra angular en el inicio de todo procedimiento indagatorio. Demostrar tener interés, en muchos casos no implica tener derecho a obtener información. Pues lejos de cuestiones dogmáticas, existen las lógicas del asunto a encomendar. Dichas normas podrían ser, entre otras, las circunstancias personales, sociales o incluso económicas sobre el objetivo o lo que se pretende obtener.

La legitimidad del encargo esta más cerca del derecho a saber que a cualquier otra figura legal. Saber es conocer, y tener pruebas de ello es la garantía. Además, no solo de la legalidad, sino de la base o carga de prueba que podría ser fundamental para el interés personal, profesional o de cualquier tipo del individuo físico o jurídico.

Los detectives valoramos si la legitimidad se sustenta en un sentido justo del derecho de saber. Y es que es cierto que este derecho no es un principio fundamental recogido en nuestra constitución. No obstante, si se entiende de manera extensiva con otros derechos e incluso deberes. Es por ello, por lo que consideramos que la legitimidad es un deber del derecho a saber. Es decir que, a nuestro básico entender, todos los ciudadanos tenemos derecho a conocer, a saber la información. En base a esto, en OPF DETECTIVES ANALISTAS nos encontramos obligados a valorar cuál es este derecho a saber. Basándonos en la legitimidad del encargo. Un encargo que una vez aceptado, se emprende con ello el compromiso con el cliente.

Por el lado contrario, nos podemos encontrar la situación de que entendamos que no existe o interpretamos la ausencia de la legitimidad. Esto conlleva una de negación de los servicios de investigación. Y esto se debe a que la legitimidad es interpretativa de cada despacho. Ya que, con ella, manifestamos un compromiso que, sólo los que están dotados de capacidad, destreza o conocimiento, pueden o no rehusar.


Logo OPF

 

Please follow and like us:

Grafoscopía

Grafoscopía. Análisis de las firmas

 

 

La Grafoscopía es la ciencia encargada de la identificación del sujeto a través de su escritura y de su firma. Esta ciencia utiliza una serie de técnicas que se basan en la observación minuciosa de la escritura a analizar. Una observación precisa de sus características estructurales, morfológicas y distintos detalles.

En OPF Detectives Analistas contamos con profesionales. Son estos profesionales quienes utilizan esta técnica en sus investigaciones. Y es que, gracias a la Grafoscopía, podemos determinar, sin margen de error, a quién pertenece la firma o escritura.

Esto se debe a que cada persona tiene una escritura propia. Del mismo modo que no existe en el mundo dos huellas digitales iguales. Es por ello que, nos es posible individualizar la escritura e identificar a la persona que  realizó la misma. Un papel manuscrito o firmado en manos de nuestros detectives puede darnos muchas respuestas.

Como podemos apreciar, la Grafoscopía es de gran utilidad para un detective en su investigación. Por lo que se aplica en la investigación de delitos como el fraude documental, falsificación de firmas y falsificación de monedas. Además, cuando la técnica de la Grafoscopía está realizada por un profesional, se puede presentar como prueba en juicios ante las autoridades judiciales, instituciones bancarias y empresas particulares.

En conclusión, podemos afirmar, que gracias a la Grafoscopía, un detective profesional puede, con una simple firma, tener una gran prueba en sus manos. Es por ello que en OPF Detectives Analistas damos tanto valor a la especialización en las diferentes técnicas que se desarrollan en cualquier investigación. Sólo nos conformamos si trabajamos con los mejores expertos. La profesionalidad y la experiencia son fundamentales con ciencias como la Grafoscopía. Ya que, dependiendo del resultado que nos aporten, podemos solucionar todas las preocupaciones de nuestros clientes. Y, al fin y al cabo, es esto todo lo que nos importa.


Logo OPF

Please follow and like us:
Follow by Email
Facebook
Google+
Twitter