Un buen detective

 

 

No es común, que ante ciertos problemas a los que nos enfrentamos en nuestra vida, pensemos en acudir a un detective. Normalmente, son quienes nos conocen los que nos muestran la existencia de esa posibilidad. Y por regla general, quienes recomiendan al detective privado como solución es, por que ya han hecho uso de él y con buenos resultados.

Pues, al final, el contratar a un detective privado puede suponer el fin del conflicto. El respirar de nuevo. La tranquilidad regresada. Pero para ello, siempre, es necesario saber a quién se está contratando. Conocer su experiencia. Su formación. Quiénes son esos que lo avalan. Porque puede ser que, si no tenemos esta información previa, nuestra magnífica solución, se convierta en un magno problema.

Como clientes debemos saber que un buen detective es, quien te informa de cuales van a ser sus pasos en el procedimiento. Quien antes que nada habla claro. Pues toda investigación puede ir mal, no hay resultado cien por cien asegurado. Nunca. Aquel que dora la píldora, el que te promete un resultado siempre favorable. Quien no advierte, puntualiza y reseña todos los puntos posibles. Todas y cada una de los destinos probables.

En esta competitiva profesión es fundamental tener conocimientos de los últimos avances. Ser sabedor de las técnicas más novedosas. Sin olvidar que no sólo se debe poseer esos conocimientos, si no saber aplicarlos, llevarlos contigo al campo de juego. Y que estos siempre funcionen a tu favor.

Como la vida misma, una investigación, muchas veces se resuelve con contactos. El estar al tanto. Frecuentar. Codearse. Relacionarse. Alternar. Miles de maneras de referirse, al final, al tener la suficiente carrera en el campo, para conocer a todos y todo. Pues un buen resultado, y seamos honestos, no sólo depende de un buen trabajo. Sencillamente, la experiencia, lo trabajado antes, puede suponer encontrarnos con el mejor desenlace posible.

Así que, para saber si vamos a acertar a la hora de contratar los servicios de un detective, es fundamental investigarlo primero. Saber su experiencia, y tener buenas referencias. Exponer tu caso y que él responda con seriedad y realismo. Qué sea claro, que no te deje dudas. Que conozcas dónde estas invirtiendo tu dinero. Después de todo, en un momento de tensión, un buen detective puede ser tu solución.

 

 

Logo OPF

Please follow and like us:

Mistery Shopper

 

También conocido como cliente misterioso.  La técnica del Mistery Shopper más extendidas. Y es que, tanto en la investigación privada, como en las empresas privadas es una gran herramienta. Pues gracias a ella podemos conocer qué trato está recibiendo el cliente por parte de los empleados. Nos tenemos que remontar a los años 40, cuando las empresas empezaron a utilizar la técnica del Mistery Shopper. A raíz de su implementación, se ha llegado a descubrir malas actitudes, robos, productos en condiciones nefastas e incluso comportamientos insultantes. Actitudes que pueden llegar a producir que las empresas pierden una gran cantidad de dinero, clientes y prestigio.

La labor del investigador privado es hacerse pasar por cliente. Para ello deberá realizar acciones como preguntar, o quejarse del servicio recibido. Una vez, recogida toda la información y pruebas suficientes como tickets y grabaciones de vídeo o audio, se encarga de realizar un informe. Dicho informe será entregado a la empresa que contrató sus servicios.

Es fundamental que el informe recoja todos los datos necesarios para poder tomar cartas en el asunto. Datos como, el personal disponible para atender al cliente, los productos que se muestran, la limpieza de la tienda, el tiempo de espera, y la amabilidad del empleado.

Gracias a ello, las empresas obtienen una información concreta y amplia de sus negocios o los de la competencia. Por lo tanto, pueden mejorar la atención al cliente. Pueden saber qué deben mejorar sus empleados y asegurar el correcto funcionamiento del establecimiento. Consecuentemente, el trabajo del Mistery Shopper permite mejorar la captación y fidelización de clientes. Además de, incluso incrementar el número de ventas.

No todos los profesionales pueden trabajar en este sector. Debido a que se necesitan una serie de requisitos para realizar estas funciones. Con la finalidad de poder realizar una investigación exhausta de personal.

En OPF Detectives y Analistas, disponemos de detectives que reúnen estos requisitos. Detectives cualificados para ser discretos, críticos y capaces de escuchar y adaptarse a cualquier situación que se les presente. Cabe destacar que se proporciona este servicio para todas las empresas o particulares que necesiten introducir esta figura en su negocio.

 

Logo OPF

Please follow and like us:

Grandes detectives de la historia

Detectives famosos

En los últimos años, la investigación privada ha gozado de una época de auge. Normalmente, cuando pensamos en investigación privada, pensamos en algo moderno, de última generación. Pero a lo largo de nuestra historia, más allá de la ficción, hemos tenido grandes detectives.

Me gustaría empezar con Victor Bukarov. Bukarov es, por muchos, considerado uno de los mejores detectives del mundo. Fama más que merecida, pues pasó 20 años investigando a Andrei Chikatilo. El que era conocido como El Carnicero de Rostov, no logró engañar a este policía ruso, que durante dos décadas reunió pruebas contra él y al final consiguió que lo condenaran.

Si damos un vistazo atrás en el tiempo, es obligatorio hablar del que fundó la primera agencia de detectives del mundo. Allan Pinkerton, escocés de origen, desarrollo su carrera como detective al otro lado del charco. Fue en Chicago dónde empezó con su agencia, La Agencia Pinkerton. Su caso más famoso fue frustrar una conspiración en Baltimore, mientras protegía al presidente Abraham Lincoln. Además, también le debemos algunas técnicas, como la fotografía forense.

Claramente si hablamos de detectives famosos, debemos hablar de Eliot Ness. Pues, este agente del tesoro estadounidense consiguió atrapar al mafioso Al Capone. Y es que el mafioso más famoso de la historia acabó entre rejas gracias al trabajo que Ness realizó. Pues este consiguió que, el 17 de octubre de 1931, Capote fuera condenado por evasión de impuestos a once años de cárcel. Es tal la importancia de este caso, que lo hemos visto reflejado en numerosas series de televisión y películas.

Por último, no podemos olvidar mencionar a Melvin Purvis. Se trata, hasta la fecha, del agente del FBI que más enemigos públicos ha conseguido capturar. Se convirtió en famoso por organizar una cacería por todo el país, atrapando a delincuentes famosos. Bay Face Nelson o Pretty Boy Floyd, entre otros. Pero fue un ladrón de bancos el que lo catapultó a la fama. John Dillinger ha llegado a convertirse en icono de la cultura popular estadounidense. Pero este famoso ladrón murió cuando salía del cine, por las balas disparadas por Purvis.

En conclusión, podemos afirmar que la investigación privada no ha surgido en la actualidad. Al contrario, tiene un amplio pasado. Son estos famosos detectives quienes han dado vida a esta historia. De quienes, a día de hoy, seguimos bebiendo en la investigación privada. De los que aún seguimos aprendiendo. Siguiendo sus pautas. Todavía proveyéndonos de esas técnicas que creíamos nuevas. Pues los buenos detectives, deben conocer lo último, pero jamás olvidar lo pasado.

 

Logo OPF

Please follow and like us:
Follow by Email
Facebook
Google+
Twitter